Gestionando con hechos  

13. Creación de la COMISIÓN DE VEEDORES PARA ALLANAMIENTOS JUDICIALES A LOS COLEGAS

La Junta Directiva, a través de la Resolución 731, decidió crear la Comisión de Veedores del Consejo de Médicos, con el objeto de hacer cumplir la normativa jurídica que en casos de allanamientos a consultorios o establecimientos médicos o eventual secuestro de historias clínicas, pueda estar presente un veedor y/o representante de la institución con el fin de asegurar el debido proceso y  resguardar el secreto profesional. Con tal motivo, ETHICA DIGITAL, dialogó con el Dr. Omar Francisco Hiruela (1) , coordinador de la nueva comisión, para conocer y dar a conocer a los matriculados su funcionamiento.

¿Desde cuándo funciona la Comisión y cuál es su función específica?
Está en funcionamiento desde el pasado mes de mayo. La misma fue creada a instancias de los Dres. Andrés de León y Héctor Oviedo y su propósito fundamental es el de proteger el debido proceso, así como los derechos de los matriculados en una situación muy vulnerable, actuando como veedores y controlando el correcto desempeño de quien designe la justicia para llevar adelante el allanamiento de un consultorio o establecimiento médico, el secuestro de una historia clínica, etcétera.

Sin duda, se trata del reconocimiento de un derecho importante y quizá desconocido…
Esta función se ejerce en virtud de un derecho adquirido por parte de todos los consejos y colegios de profesionales del país, y se encuentra amparado en nuestro territorio provincial en el Art. 205 del Código Procesal Penal de la Provincia de Córdoba.  Históricamente, el allanamiento de diferentes estudios profesionales no recibió tratamiento sino hasta 1985, al dictarse la Ley 23.187, de “Requisitos para el ejercicio de la profesión de abogado en la capital federal, jerarquía, deberes y derechos de matrícula y colegiación”. Esta ley, en su Capítulo II, Art. 7, al hacer referencia a los derechos específicos de los abogados, detalla concretamente el derecho a “La inviolabilidad de su estudio profesional, en resguardo de la garantía constitucional de la defensa en juicio. En caso de allanamiento, la autoridad competente que hubiere dispuesto la medida deberá dar aviso de ella al Colegio al realizarla, y el abogado podrá solicitar la presencia de un miembro del Consejo Directivo durante el procedimiento, sin que ello implique suspenderlo”.

 

Ese fue su punto de partida… ¿Cómo llega al ámbito médico?
Fue en función de esta ley, que posteriormente diferentes consejos y colegios de diversas profesiones solicitaran a la Justicia Nacional la aplicación de esa norma para sus matriculados. A través de respuestas positivas o simplemente por el cumplimiento efectivo se ha logrado que toda la Justicia Nacional, tanto penal como Civil, le dé cumplimiento. Asimismo, se reclamó ese mismo resguardo a los organismos públicos con competencia en causas penales. Los distintos códigos procesales provinciales tienen plasmado este concepto en su articulado, contemplando este derecho.

 

Hasta ahora, digamos un derecho no ejercido
Es por todo lo antes señalado que, en el afán de proteger los derechos de todo profesional médico matriculado en la provincia de Córdoba, y resguardar las medidas del debido proceso, resultó necesario crear una comisión, con la tarea de ejercer veeduría en calidad de representantes de este Consejo de Médicos, en resguardo del secreto profesional establecido por las leyes. Atentos a esta necesidad no cubierta de brindar protección a quienes desempeñan la profesión médica, se elaboró durante el año 2020 un protocolo de actuación y desempeño de veedores en representación de nuestra institución. El mismo fue tratado y aprobado por Junta Directiva y posteriormente, elevado a la Fiscalía General del Ministerio Público Fiscal de la Provincia de Córdoba, para su análisis y resolución. De esta manera, el 05 de mayo de este  año, mediante Instrucción General N° 2/2021, el recientemente nombrado Fiscal General de la Provincia, Dr. Juan Manuel Delgado, impartió instrucciones a todos los Sres. Fiscales de Instrucción de la provincia, a fin de que, en los casos en que se disponga el allanamiento de consultorios o establecimientos médicos, se dé aviso al Consejo de Médicos de la Provincia de Córdoba, con la debida anticipación, a una casilla de correo electrónico, específicamente creada a tal fin. 

 

¿Cómo funciona la Comisión? ¿Cómo está integrada?
La Comisión de Veedores del CMPC está conformada por seis profesionales con vasta formación y experiencia en medicina legal y práctica pericial. Atento a la imprevisibilidad que supone una orden de allanamiento, fue necesario establecer un sistema de guardias pasivas rotativas que cubrieran las 24 horas de todos los días del año, inclusive fines de semana y feriados. Ante la efectiva emisión de una orden de allanamiento, se informa a esta comisión unas horas antes, y el coordinador de la misma se contacta con la autoridad judicial a cargo (ayudantes fiscales, fiscales, secretarios) disponiendo hora y lugar de reunión del médico pasivo con las personas comisionadas para llevar adelante el procedimiento. En general, el médico es citado minutos antes en una locación distinta a la locación a allanar, si bien cercana. Desde el primer contacto con las autoridades, el coordinador pone en conocimiento de las mismas el listado de profesionales integrantes de la comisión, pudiendo sólo uno de ellos actuar como veedor en el procedimiento en cuestión. Excepcionalmente, se podrá referenciar a un profesional externo a esta comisión, cuando razones de fuerza mayor así lo ameriten. En ese caso, se informará previamente de esta decisión a la autoridad judicial para que la misma autorice la participación del nuevo profesional en el procedimiento. Debe tenerse en cuenta que esta comisión actúa en todo el territorio provincial, pudiendo existir grandes distancias e incluso simultaneidad de hechos en un mismo día y horario, y es propósito de la Comisión que ningún profesional sea allanado sin contar con esta garantía de debido proceso y protección de sus derechos. 

 

¿Cómo debe proceder el veedor en un caso concreto?
Como regla, no se brindan al veedor, detalles específicos de la tarea a realizar. De todos modos, no puede el veedor de ningún modo dar aviso a persona alguna de este procedimiento. Toda la información relevante le será brindada al profesional de la salud al momento de la realización del allanamiento, en presencia del comisionado judicial para ello. En términos generales, en un allanamiento a un consultorio médico y/o establecimiento de salud, concurren el interés propio del profesional cuya protección jurídica corre por su cuenta y el interés de tutela del secreto profesional, derecho común a todos los matriculados. Debe tenerse siempre presente, para no desnaturalizar el sistema, que la veeduría es para el control de la regularidad del procedimiento y no la defensa particular del profesional, si bien se busca también proteger los derechos del profesional involucrado. De esta manera, la tarea del veedor, es controlar el debido proceso durante la realización del allanamiento, asegurándose que las personas comisionadas a tal fin se ajusten a lo específicamente dispuesto por el juez de control en su orden, sin excesos, sin afectar la dignidad del profesional ni vulnerar los derechos de posibles pacientes presentes al momento del allanamiento. 

 

¿Esta presencia del veedor o representante del CMPC queda registrada de alguna manera? ¿Cómo expresa su disconformidad con aspectos del procedimiento?
Durante la realización de un allanamiento, se elabora un acta, en la cual constan las acciones efectuadas, los elementos secuestrados, y en la cual el veedor podrá manifestar cualquier observación y/o irregularidad que surgiera del procedimiento. No informar al Consejo de la realización de estos procedimientos podría poner en duda el valor jurídico del procedimiento entero, así como de todos los resultados y elementos obtenidos del mismo. Una observación del veedor en el acta puede ser también un elemento de valoración del procedimiento para su validación. 

 

Se trata, sin duda, de un gran paso adelante.
La creación de esta Comisión de Veedores -creemos sinceramente- viene a aportar tranquilidad al matriculado, sabiendo que su Consejo profesional se encuentra velando para asegurarle la protección de sus derechos, así como un debido proceso ante una actuación judicial, contando con un profesional médico formado y experimentado en Medicina Legal, en una instancia de por sí compleja y sensible, para la cual probablemente no se encuentra preparado. Es con este espíritu que esta Comisión desarrolla ya su tarea, resultando altamente gratificante para sus integrantes, poder brindar de algún modo, contención, a profesionales colegas en una situación compleja y de vulnerabilidad.

 

(1).  El Dr. Hiruela es especialista en Medicina del Trabajo, en Medicina Legal, en Medicina de Emergencias y en  Cirugía General. Se desempeña como Perito de Oficio en el Poder Judicial de la Provincia de Córdoba y docente en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNC.

Fuente: Revista Ethica N° 138

e33b671a74c0521f049fabda5811c215.jpg