Gestionando con hechos  

5. Realización de CONGRESOS, JORNADAS y CONFERENCIAS

Los Congresos de Especialidades
Por su importancia, los congresos de especialidades concitaron la atención de los médicos a nivel nacional. Se realizaron cuatro versiones, pero lamentablemente no hemos encontrado información sobre los dos primeros. Nos centramos en el 3ª y 4ª, que se convirtieron en verdaderos hitos en la historia del CMPC y que se realizaron conjuntamente con el Consejo Federal de Entidades Médicas Colegiadas (Confemeco), asegurando una gran convocatoria federal.
El Tercer Congreso Nacional de Especialidades Médicas se llevó a cabo los días 19 y 20 de noviembre del año 1992, en el Hotel de La Cañada. Según sus organizadores, los objetivos fueron principalmente revisar la educación médica, para transformarla en un proceso permanente de formación. Para los organizadores, la especialización era “un momento trascendente de este proceso, donde el médico egresado debe poseer los conocimientos, actitudes y habilidades pluripotenciales, que le permita acceder a esta instancia sin limitaciones en su formación”.
“La elección del camino a la especialización debe responder tanto a la iniciativa personal, como a las posibilidades que ofrecen las genuinas necesidades de salud en nuestro país y a la excelencia profesional y ética que exige la medicina. Una adecuada política en recursos humanos permitirá alcanzar estos objetivos. Diseñar un modelo de especialización que defina a generalistas y especialistas, especialidades básicas y post-básicas, contenidos e incumbencias de cada una de ellas, constituye la primera etapa en la reorganización de la formación de post-graduación”, fundamentaban los convocantes en una columna de invitación al Congreso en la edición nº 3 de la revista ETHICA. Y sintetizaban su apuesta en la siguiente frase: “nuestro desafío es diseñar un modelo nacional de formación para médicos generalistas y especialistas en la década del '90”.

El Ministro de Salud de la Provincia, Dr.  Leopoldo Conde, señaló -en el cierre del Congreso- que "la definición de una política de recursos humanos en Especialidades Médicas representa un desafío constante, una permanente búsqueda de armonizar recursos desde el punto de vista cualitativo y cuantitativo, atendiendo al derecho de la sociedad en lo que a la accesibilidad, eficacia, equidad y solidaridad se refiere”.
Por diferentes razones y problemas, el IV Congreso Nacional de Especialidades Médicas, se realizó recién los días 7 y 8 de junio del año 2018, como un homenaje al centenario de la histórica Reforma Universitaria de 1918. Esta vez, el encuentro se realizó en la sede institucional bajo el lema “Reflexiones sobre el presente y el futuro de la Medicina”. Cientos de médicos, profesores, especialistas y funcionarios se dieron cita en el encuentro, que se realizó en nuestra sede, con un fuerte carácter federal.
El temario incluyó debates sobre la eventual relación entre calidad en la atención médica y el concepto de productividad; los factores fundamentales para poder realizar una planificación de los recursos humanos en salud; la preocupación permanente de una formación que responda realmente al médico que queremos formar; los modelos educativos actuales; nivel de la formación de postgrado; la declinación de la clínica; el peligro de la falta de un visión integral del paciente y la evaluación adecuada de los centros formadores. La evaluación de sus conclusiones, fueron consideradas altamente positivas.

Los Congresos de Medicina Ocupacional
El Primer Congreso Nacional Interdisciplinario de Medicina Ocupacional se realizó los días 30 y 31 de agosto del año 2018 en las instalaciones del CMPC. Se organizó junto a la Facultad Regional Villa María de la Universidad Tecnológica Nacional ante la insoslayable necesidad de configurar un espacio donde se le diera lugar a un eje de debate necesario y relevante como el de trabajo/medicina/salud. El objetivo principal fue “abordar los nuevos desafíos que deberán enfrentar los especialistas dedicados al mundo del trabajo”. 
El Dr. Jorge Mercau, uno de sus impulsores, publicaba un texto en Ethica donde precisaba el surgimiento y desarrollo de la medicina del trabajo. En un breve resumen histórico, Mercau señalaba que las relaciones que existen entre las condiciones y el medio ambiente de trabajo y la salud comenzaron a ser estudiadas por la medicina a partir del Renacimiento. La investigación médica de las enfermedades profesionales y los accidentes de trabajo -según Mercau- pueden dividirse en distintas etapas. Con la llegada de la Revolución Industrial surgió la etapa de prevenir las consecuencias del desarrollo de maquinaria sin medidas protectoras para sus obreros: el rol de la medicina fue evitar o disminuir los efectos secundarios de los accidentes de trabajo y de las enfermedades profesionales. Posteriormente, pasó a una etapa donde se planteaba la necesidad de un abordaje multidisciplinario para la prevención laboral. Fue la etapa de la preservación de la salud mediante distintas disciplinas que actuaban en forma conjunta, tales como la Medicina del Trabajo, la Ergonomía, la Seguridad en el Trabajo, la Higiene Industrial y la Psicosociología entre otras. Ahora, estamos ante cambios que exigen nuevos enfoques, cuyo objetivo es reducir al mínimo los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales así como el abordaje técnico y científico de las condiciones de trabajo. El campo productivo y las cuestiones técnicas han pasado a ser complementarias una de otra, siendo esta comunicación llevada adelante por la Salud Ocupacional”, advertía el especialista. 
El vicepresidente de Junta Directiva en aquel entonces, el Dr. Andrés de León, inauguró el encuentro con las siguientes palabras: “La preocupación sobre la relación entre el medio ambiente de trabajo y la salud es, ciertamente, de vieja data. La mirada sobre esa relación encierra dos fuerzas que caminan históricamente en sentidos opuestos, pero que actúan como dos caras de una misma moneda. Por un lado, hay una preocupación preponderantemente economicista, que analiza la salud en el trabajo desde razones de cálculo de costos, de argumentos de utilidad del trabajador, de criterios exclusivos de productividad. Por el otro, una fuerza social, con base en valores como la equidad, la solidaridad, la dignidad, que a través de luchas reclamaban y reclaman por las condiciones del trabajo, fue imponiendo una medicina social, con el eje en el hombre. El gran desafío en todos los tiempos, pero especialmente en momentos de crisis económicas, es buscar un equilibrio que dignifique al trabajador sin afectar una necesaria y racional productividad”.
“Desde un abordaje multidisciplinario, allí podemos hablar de los riesgos ocupacionales, de la prevención en distintos escenarios empresariales, de los fenómenos psico-sociales, de las mejoras que podemos impulsar, de ese amplio universo que es la realidad del trabajo humano y la salud”, concluía de León.
Nuevamente desde Córdoba y fundamentalmente con el compromiso social y político del CMPC con respecto a la salud y al trabajo, se lograba consolidar un espacio original y muy necesario para la provincia y el país. 
El segundo congreso se realizó en 2019, que se convirtió en un encuentro internacional, con la participación de reconocidos especialistas, otorgándole un carácter regional. “En América Latina, hay desafíos muy importantes con respecto a la salud y la seguridad en el trabajo”. En verdad,  “poco se hace en materia de prevención de infortunios laborales y muchos actores sociales miran hacia otro lado cuando de invertir en prevención se trata. Estos temas serán abordados en este 2do Congreso, sin descuidar los costos laborales que la accidentología conlleva”. El temario incluyó el debate sobre el teletrabajo; el “tecnoestrés”; la identidad de género y las posibilidades de acceso a un empleo digno; la realidad actual del consumo problemático de drogas; el rol del enfermero laboral y del kinesiólogo ocupacional en el equipo de salud laboral. 
El 26 y 27 de agosto del 2021, tuvo lugar el Tercer Congreso Internacional e interdisciplinario de Salud Ocupacional, con modalidad virtual. Se destacó la participación del especialista brasilero, Dr. René Mendes, que inauguró con la  conferencia: “De la salud ocupacional hacia la salud integral: dimensiones, retos y oportunidades”, y lo cerró con sus reflexiones sobre “Otro mundo es posible: algunas lecciones de la pandemia Covid 19 para los que trabajan en salud ocupacional”. Se contó con intervenciones importantes de especialistas de distintos países de la región latinoamericana, así como nacionales.

Las Jornadas Vocacionales
   Se realizan año tras año, desde 1993. Es una actividad que se lleva a cabo conjuntamente con el Ministerio de Educación de la Provincia y que reúne a los estudiantes secundarios de los últimos años, que tienen una inquietud por la carrera de Medicina. En ese encuentro se ponen en contacto directo los alumnos interesados en conocer lo que se ofrece en torno a distintas alternativas de estudios de medicina, con los decanos de las facultades de ciencias médicas. Los asistentes fueron creciendo en número, en cada realización. En 2016, participaron 100 alumnos; llegando en 2019, a 400 educandos, que preguntaban sobre la duración formal de las carreras, los sistemas de becas, la validez internacional de los títulos, etcétera. Por su parte, el Consejo explica sobre su rol y el significado de la carrera que abrazan. El mensaje es claro: “La medicina es una profesión que tiene sus requisitos, pero no requiere condiciones excepcionales ni extraordinarias. Exige una cuota de sacrificio que la dignifica, pero sobre todo requiere utilizar el sentido común, el razonamiento y el juicio crítico, la responsabilidad así como también la creatividad, requerimientos normales para desempeñarse exitosamente en la sociedad actual”, afirmaba una de las cartas leídas a los estudiantes por parte de la Comisión de Extensión a la Comunidad del CMPC.
   El 19 de agosto de 2021, tuvo lugar una nueva edición de la Jornada Vocacional en Medicina(1). Con un nuevo planteo, que no sólo se conservó la calidad de lo que se venía realizando, sino que se logró una mayor proyección. 
   En las versiones anteriores, los estudiantes que participaban se circunscribían a la ciudad capital y a las escuelas públicas. Se consideró que con el sistema virtual, que reemplazó a la jornada presencial por razones de la pandemia, se logró ampliar considerablemente la participación estudiantil, tanto de los establecimientos educativos del Interior provincial como de las instituciones del ámbito privado. 
   Las expectativas se superaron ampliamente cuando se constató la participación de establecimientos de Tierra del Fuego, Santa Cruz, La Rioja, San Juan, San Luis, Salta, Jujuy, incluso de Buenos Aires y de otras provincias, que no estaban en los cálculos de los organizadores. Con satisfacción recibimos la “nacionalización” de un evento que era fundamentalmente de la ciudad capital.

Escuelas sin Humo
   Entre las acciones que el Consejo mantiene con la comunidad, destaca su participación activa en las jornadas anuales, que en conjunto con el Ministerio de Educación, están destinadas a crear conciencia desde los cursos iniciales de educación sobre los riesgos del tabaquismo. Es un esfuerzo compartido por niños, padres y docentes, que se reúnen en nuestra sede institucional para recibir información especializada adaptada a alumnos de jardines de infante de la Provincia.
   En la jornada correspondiente al año 2017, el Dr. Néstor Viale(2), con una permanente actividad en la institución, les dio el mensaje de bienvenida, con palabras sencillas: “Ustedes saben que los médicos nos preparamos, durante años, para cuidar la salud de todos y cada uno de los ciudadanos. Para estar al lado de los que sufren alguna enfermedad, desde un resfrío a problemas más serios, que incluso pueden  poner en riesgo la vida misma (…) Sin embargo, la experiencia nos enseña, que muchas enfermedades pueden ser evitadas a través de los cuidados. En la vida diaria, sabemos que hay acciones, ciertos modos, que producen en su desarrollo situaciones malas. Sabiéndolas, cada uno de nosotros, tenemos la posibilidad de evitarlas. A veces no es fácil, porque esas acciones pueden ser atractivas en el momento y no nos dejan ver las consecuencias futuras. Este es precisamente lo que llamamos tabaquismo, que produce el hecho de fumar”. Y a partir de allí, niños, padres y maestros hablan sobre el tema.

(1). Revista ETHICA Nª 141, septiembre 2021.

(2). Revista ETHICA Nº 103, invierno 2017.
 

Fuente: Libro "60 años - Jirones de una historia para armar" - Pag. 141

6 CONGRESOS 02.jpg