Gestionando con hechos  

4. Elaboración del Documento “CONSENTIMIENTO INFORMADO DE PARTO RESPETADO”
Derechos del paciente, un paso adelante en la práctica médica

“Un nuevo capítulo en la relación médico-paciente comienza a desarrollarse con intensidad: los derechos de los pacientes”, advierte el comienzo de una publicación sobre el tema, publicada en esta revista en el año 1994. Y continúa: “Si bien este aspecto tiene vigencia desde el principio de las culturas, el mismo no adquiere carácter relevante hasta la formulación concreta por distintos sectores de la sociedad”. 
Los derechos de los pacientes comenzaban a ganar terreno en la agenda pública y obviamente el CMPC no era ajeno a la discusión. Reconociendo su trascendencia, ese mismo año se decidió, a través del Comité Contralor de la Medicina Legal, organizar unas jornadas referidas al tema en cuestión. “Es allí donde los elementos propios de la democracia pasan a integrarse con características específicas en la relación médico-paciente y es donde comienza a hablarse de derechos”, bregaba el discurso inaugural de aquél encuentro. Tomando como base la declaración de Lisboa (1981) en donde el paciente tiene derecho a elegir libremente a su médico, a morir con dignidad, a aceptar o rechazar el tratamiento elegido por el médico, entre otros; como también adhiriendo a la declaración de derechos del paciente por parte de la Asociación Americanas de Hospitales y a la declaración de los Derechos Humanos por parte de la ONU, los galenos cordobeses reflexionaban y debatían sobre el giro del modelo paternalista -en plena retirada-, que consistía primordialmente en un médico autoritario que era autoridad máxima, cuál padre-hijo, a un modelo autonomista, impulsado luego de la Segunda Guerra Mundial, donde el paciente adquiere un nuevo lugar en la relación y sus opiniones, deseos y decisiones son respetadas reconociendo sus derechos como sujetos protagonistas del derecho humano a la salud. La autonomía y el consentimiento informado, sobresalen como conceptos y derechos fundamentales a la hora de desarrollar la relación médico-paciente en el marco de la salud. 
La Comisión Nacional de Bioética, que surgió como fruto directo del II Congreso de Ética Médica organizado por el CMPC, y que funciona bajo la jurisdicción del Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación, se encontraba estudiando una declaración propia de los derechos de los pacientes en aquellos años. Pero es recién en el año 2010, bajo el gobierno de Cristina Kirchner, donde a través de la Ley 26 529, denominada “Derechos del paciente”, se regulan estos derechos en cuanto a la autonomía de la voluntad. Se legisla sobre la información que el médico debe dar y que el paciente tiene que recibir y respecto de la documentación clínica.

Fuente: Libro "60 años - Jirones de una historia para armar" - Pag. 69

La-importancia-del-consentimiento-informado-en-reproducción-asistida-1280x720.jpg