INSTITUCIONAL  

Entrevista con el Dr. Héctor Rolando Oviedo

LA FIRMA DIGITAL: UN NUEVO PASO

La firma digital, fue el núcleo de una gran transformación del Consejo de Médicos, que colocó a la institución en este nuevo tiempo tecnológico,  que nos permite ofrecer a todos los matriculados una serie de ventajas impensadas hace 10 o 15 años atrás. Fue una apuesta visionaria, que nos permitió ser pioneros en la aplicación de un gran desarrollo tecnológico que ya está presente entre nosotros con sus ventajas indiscutibles para nuestros matriculados. La firma digital, que de eso se trata,  por razones de eficiencia, seguridad y agilidad tiene un plazo de vigencia, En nuestro caso, vencía en 2020. Los efectos de la pandemia, nos obligó a postergar su renovación. Ahora debemos realizarla y es una oportunidad para dar un nuevo paso.. Para conocerlo, hablamos con el Dr. Héctor Rolando Oviedo, vicepresidente del Consejo y uno de los responsables, junto a los demás integrantes de Junta Directiva, de llevar adelante este proceso.

Los primeros pasos
En un repaso histórico, el Dr. Oviedo nos recuerda que ese gran proceso de transformación comenzó en el año 2016, cuando convocamos a una renovación que nos llevara del antiguo Consejo de Médicos, que tenía sin dudas las huellas profundas del atraso tecnológico en sus métodos y procedimientos administrativos, a un nuevo y contemporáneo Consejo de Médicos Digital. El nuevo paso que queríamos dar nos significó una verdadera revolución interna, porque  nos exigió un cambio profundo de toda la estructura, tanto tecnológica como humana, de la institución para adaptarnos a lo que veíamos era un futuro que inexorablemente iba a llegar. 
Y así fue. La virtualidad nos permitió, entre tantas cosas,  hacer frente a las consecuencias de la pandemia, sin renunciar a las tareas que veníamos ofreciendo a todos los matriculados, tanto a nivel administrativo como de la continuidad de los cursos de formación, vía remota, a los que se sumaron mesas redondas, debates, análisis de casos vinculados con el Covid-19.
Seguramente todos los colegas recordarán que convocamos a una rematriculación obligatoria, que nos permitió conocer a fondo nuestra realidad, a través de una depuración del registro de matriculados, que hacía muchos años que no se hacía y lo más importante sumamos una herramienta tecnológica como la firma digital, que permite su uso tanto en la receta digital como en la Historia Clínica Digital.


Tiempo de pandemia y cambios en la ley
Esa firma, por razones de seguridad, tiene una validez temporal. En nuestro caso, esa firma digital que hicimos en el año 2017, vencía durante el año 2020. Por eso, teníamos programado hacer una renovación de firmas para todos los colegas durante el año pasado. Por supuesto que por las condiciones de salubridad no se pudo hacer el llamamiento correspondiente; pero, además, en el ínterin ocurrieron dos cambios importantes: en principio cambió la ley, modificándose los requisitos para obtener la firma digital, y se incorporó la inclusión de parámetros biométricos, para su vigencia.
Ahora la ley exige tener la huella digital y la foto de cada solicitante de firma digital, que antes no era necesario y ahora sí lo es. Es decir, como decíamos, es preciso contar con dichos parámetros biométricos. 
Anteriormente debíamos  acudir a un tercero que era una empresa que nos brindaba el servicio de firma digital. Durante el año 2019 hicimos todos los trámites, cumpliendo todos los requerimientos exigidos para que el Consejo fuera entidad de registro. Ahora es el mismo Consejo quien registra y quien toma la firma digital como entidad de registro.


¿Qué significa esto? 
Que ya no dependemos de un tercero, que ahora somos directamente nosotros los que hacemos todo  el proceso. ¿Cuáles son las consecuencias? Que el Consejo reduce sus gastos para proseguir brindando gratuitamente el servicio de la firma digital, que era un costo que asumía la institución.
Es por eso que ahora estamos convocando a la renovación de la misma porque es sumamente importante que todos los colegas se registren. Tenemos que asumir que inexorablemente el futuro es lo digital. Es el instrumento tecnológico confiable que le permite al Consejo, en cumplimiento de su función, custodiar la identidad de cada matriculado, facilitar la validación de cualquier documento médico, impedir su alteración, realizar trámites con entidades públicas y privadas, garantizar ante la sociedad, que soy médico habilitado para atender a los pacientes.
La firma y el sello de competencia digital es como si fuera mi DNI. Yo muestro mi DNI y a quien se lo muestro sabe quién soy. Se trata de una garantía enorme para todo el sistema y para los usuarios del sistema, tanto los colegas como los pacientes o las obras sociales. La firma digital en una indicación, una receta, un certificado, dice que el que lo firma es quien dice ser y a eso le agregamos algo que desarrolló el consejo, que es el sello de competencia que dice en calidad de qué firmo, que soy Héctor Rolando Oviedo, médico matriculado, que estoy habilitado para ejercer en la Provincia de Córdoba.  Y si no estoy habilitado por cualesquier razón,  ya no podré firmar como médico. 
Se trata, entonces, de herramientas que brindan a los colegas y a toda la ciudadanía un instrumento muy fuerte de custodia y de seguridad para el sistema.


¿Cómo se va hacer? 
En primer lugar, ya está en marcha el procedimiento. Todo colega que venga a nuestra sede a realizar un trámite, le preguntaremos si ya tiene o no, registrada la firma nueva y el sello, y si no lo tiene en ese mismo momento procedemos a registrarlo. Es un trámite rápido, gratuito y obligatorio. 
De todos modos, vamos a lanzar una campaña ahora para retomar la tarea de registro, que la pandemia interrumpió de alguna manera. Realmente no estaban dadas las condiciones, pero ahora que la mayor parte de los equipos de salud, estamos vacunados, vamos a reiniciar dicho trámite.  Además, se va habilitar la posibilidad de solicitar turnos para la renovación.
Por otro lado, ya tenemos la autorización nacional para hacer un registro móvil, que comenzamos el 15 de marzo con un plan de visitas al interior provincial para facilitar al máximo el trámite, que se iniciará por San Francisco y que se irá anunciando con anterioridad. Para ello contamos con el apoyo de nuestros delegados de distritos y de los colegios y círculos médicos de cada localidad.

 

_botonregresar.png
_botondescargar.png

Es una publicación propiedad del Consejo de Médicos de la Provincia de Córdoba
Mendoza 251 • 5000 Córdoba  /  Tel. (0351) 4225004

E-mail: consejomedico@cmpc.org.ar  /  Página Web: www.cmpc.org.ar

© 2018 por Prensa CMPC.
Creado por Bunker Creat!vo