EDITORIAL  

Avance legal contra las agresiones

El tema de la agresión a los médicos y al personal de salud, desgraciadamente, no es nuevo. Ha sido y es una preocupación siempre presente en la política del Consejo de Médicos. Desde hace ya varios años, se siguió su evolución en inusitado crecimiento,  convirtiéndose lamentablemente en un fenómeno casi cotidiano. 
Ya en el número de Otoño del año 2012 de nuestra revista ETHICA, se señalaba “la paradoja entre los avances que se vivían en el campo de la salud y una parte de la realidad que parecía congelada. Las consecuencias de esa realidad congelada” comenzaban a manifestarse, a estar a la vista, subrayando que “la violencia creciente contra los médicos y personal auxiliar se está convirtiendo en un verdadero problema de salud pública”. 
Entre las primeras acciones realizamos una encuesta con el objetivo de realizar un diagnóstico más certero de la situación en la Provincia. A fines de julio de 2014, creamos en la WEB institucional, un link que permitía informar sobre hechos de agresiones. Un paso adelante fue el reclamo de incorporar el tema en el nuevo Código de Convivencia Ciudadana, que encontró un eco unánime en la Comisión de Salud de la Legislatura, que presidia el Dr. Daniel Passerini. Por eso celebramos la sanción de la Ley Provincial 10.326, donde realizamos  aportes en su texto final, que incluía sanciones a las agresiones al personal de salud y a los docentes.
Ahora, con motivo de la pandemia por el COVID /19, el fenómeno llegó a una suerte de paroxismo, con el registro casi diario de episodios de violencia y señalamiento social hacia los médicos y personal de salud. No sólo verbales, sino también físicas, con amenazas y ataques directos.
Ya en marzo, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) solicitaba  “evitar actos discriminatorios contra personal médico y de enfermería que atiende casos de COVID-19”. 
Por eso, el Consejo de Médicos reconoce como altamente positivas las nuevas disposiciones legales contra la violencia a los trabajadores de la salud. En nuestra edición anterior de ETHICA DIGITAL, saludábamos la decisión del Concejo Deliberante de la Ciudad de Córdoba, que incorporó como artículo 40 del Código de Convivencia Ciudadana, una mención expresa sobre la situación y donde se prevé sanciones contra la agresión, maltrato o intimidación en dos situaciones. Por una parte a los hechos relacionados  a razones de género, etnia, orientación sexual, edad, religión, opinión, caracteres físicos, nacionalidad, condiciones psicofísicas, padecer una enfermedad contagiosa o con motivo de su profesión u oficio. Por otra parte, de una manera más puntual hace referencia directa a la agresión contra el personal de salud y personal auxiliar, a sus familiares o bienes, en el contexto de una emergencia sanitaria o circunstancia extraordinaria.
A su vez, el 15 de julio, la legislatura provincial, aprobó una iniciativa similar, que modifica el Código de Convivencia, endureciendo las penas para quienes agravien al personal de salud en el marco de la pandemia. La iniciativa, que fue impulsada por el Presidente del Cuerpo, Dr. Oscar González, fue acompañada por la mayoría de los bloques.
Las sanciones abarcan desde el trabajo comunitario, multas de hasta 30 mil pesos y hasta 3 días de arresto según precisa el texto del proyecto de ley que fue aprobado por los legisladores cordobeses. Las penas podrían duplicarse en el caso de poner en riesgo la integridad física de la persona, en el caso de efectuarse en un centro de salud o si se trata de una reincidencia.

_botonregresar.png
_botondescargar.png

Es una publicación propiedad del Consejo de Médicos de la Provincia de Córdoba
Mendoza 251 • 5000 Córdoba  /  Tel. (0351) 4225004

E-mail: consejomedico@cmpc.org.ar  /  Página Web: www.cmpc.org.ar

© 2018 por Prensa CMPC.
Creado por Bunker Creat!vo