INSTITUCIONAL  

INFORME POLITICA INSTITUCIONAL 2019-2020

Como todos los años, es obligación de Junta Directiva presentar ante la asamblea ordinaria del Consejo de Delegados, el informe de política institucional así como los respectivos informes de sus comisiones internas, que forman la Memoria y Balance del periodo concluido, que abarca un año de labor, que en este caso abarca desde septiembre de 2019 hasta septiembre de 2020, inclusive,  para su análisis y evaluación. La asamblea ordinaria lo analizará el sábado 28 de noviembre, cuando ETHICA DIGITAL ya esté circulando. El documento de Junta Directiva, para una lectura más fácil, está presentado como un  informe temático, más que cronológico. 

De los hechos que son una continuidad
Tanto la asamblea del Consejo de Delegados, como los actos tradicionales y de particular significación, tales como la Entrega de Certificados a los Nuevos Especialistas; la adjudicación de los Premios Prof. Dr. Remo Bergoglio, a la Trayectoria Profesional, al Aporte Científico y Académico y al Compromiso Solidario, que en este caso, por segundo año fue consagrado por la comunidad, y el festejo del Día del Médico, transcurrieron con total normalidad. 
Con una importante concurrencia como marco, los nuevos especialistas recibieron el certificado que los habilita como tales. El dato sobresaliente es que el 80% de un total de 500 inscriptos se presentó a rendir y de éstos el 75 % aprobó el examen. Números que hablan por sí solo de un proceso de eficiencia en el que está empeñado el CMPC. Cabe señalar que el mayor número de inscripciones se dieron en  Medicina General, de Cabecera y la Comunidad, Medicina Interna, Pediatría, precisamente áreas que la sociedad más necesita y algunas críticas como la Medicina Neonatal, Terapia Intensiva y Tocoginecología tuvieron un número creciente de postulantes.    
Asimismo, cobró especial proyección, la entrega de certificados a los nuevos especialistas vitalicios, quienes recibieron con satisfacción el reconocimiento, que fue definido como un acto de justicia, ya que después de la sexta renovación, que significa, 30 años de vida profesional, ya no tienen que realizar los exámenes de actualización.
En cuanto a los Premios Bergoglio, fueron premiados la Dra. Elizabeth Liliana Asís, por su Trayectoria Profesional; el Dr. Luis Ariel del Val, al Aporte Científico y/o Académico; y el Dr. Jorge Emilio Salinas, al Médico Solidario, elegido por voto del público, a  través de Canal 12, con el reconocimiento a los otros dos finalistas, los Dres. Edgardo Banille y Antonio Pedraza.

 


Del rechazo a la agresión contra los médicos, como objetivo permanente
Un tema que viene de años pasados y que se prolongaría como tarea permanente en este periodo, fue la campaña lanzada contra la Agresión a los Médicos y Personal de Salud, con la intención de concientizar sobre el problema. En esos primeros meses del periodo del que se informa, se consiguió incorporar al personal de salud, en la Ley 10.326 de Convivencia Ciudadana, que originalmente establecía penas a quienes agravien al personal de centros educativos. Además, desde el CMPC, se propuso al Ministerio de Salud la creación de Observatorios de Violencia Hospitalarios, integrado por personal de cada establecimiento de salud, para realizar un estudio más profundo de la situación y poder elaborar programas de prevención y reducción de la violencia. 
Con base en los datos obtenidos por el CERSA, que lamentablemente señalan que un 25% de los casos de agresión se da entre integrantes de la comunidad hospitalaria, se propuso a las autoridades sanitarias, la aplicación de la Ley Provincial 10543 de Mediación, que es un método alternativo de solución de conflictos, en los establecimientos de salud, en coordinación con el Ministerio de Salud y el de Justicia, ofreciendo la colaboración del CMPC para su concreción.
La tarea incesante y el trabajo común con la Comisión de Salud de la Legislatura Provincial, nos permitió impulsar y apoyar la modificación del Código de Convivencia, para endurecer las sanciones a quienes cometieran agresiones, maltrato o intimidación contra los trabajadores de la salud y del personal docente, que aprobó la Legislatura Provincial, en el segundo semestre del año. Antes, había hecho lo propio, el Concejo Deliberante de la Ciudad de Córdoba. Las sanciones abarcan desde trabajo comunitario, multas de hasta 30 mil pesos y hasta 3 días de arresto según precisa el texto del proyecto de ley que fue aprobado por los legisladores cordobeses. Las penas podrían duplicarse en el caso de poner en riesgo la integridad física de la persona, en el caso de efectuarse en un centro de salud o si se trata de una reincidencia. Logros evidentes de una política institucional clara y perseverante al respecto.

 


Del sueño a la realidad: el Consejo de Médicos Digital
El sueño comenzó tiempo atrás, durante la gestión del Dr. Rubén Spizirri, pero podemos decir con orgullo que ahora es ya una total realidad. Hoy cada matriculado puede realizar todos sus trámites institucionales, desde el lugar en que se encuentre, a través de su teléfono o computadora. Fue un largo camino, que programamos paso a paso y que se inició con un  proceso de fortalecimiento e innovación de nuestra infraestructura, con cambios en todos los procesos, tanto de hardware, software y administrativos.  Se prosiguió con la convocatoria a una rematriculación obligatoria y gratuita de todos los profesionales, que nos permitiera conocer la realidad y avanzar con pasos seguros. Simultáneamente incorporamos la Firma Digital, que era la clave para llegar a la autogestión, a una nueva dinámica administrativa y a una nueva concepción del enfoque formativo. La tarea se completó con el llamado “Sello de Competencia”, que es la herramienta que permite la instrumentación de la Firma Digital, en documentos médicos, de una manera segura y eficaz. Acreditando no sólo la identidad de la persona, sino también que es un colega matriculado y habilitado a ejercer la profesión. Además, el CMPC se certificó como Autoridad de Registro, y en consecuencia, se encuentra habilitado para emitir certificados digitales, en el marco de la normativa vigente, facilitando el proceso de registración de los solicitantes y suscriptores de certificados de Firma Digital Remota. Las Autoridades de Registro son las responsables de efectuar las funciones de validación de la identidad y otros datos de los suscriptores de certificados, de aprobación o rechazos de validación de la identidad y otros datos de los suscriptores de certificados, de aprobación o rechazo de las solicitudes, así como también de las solicitudes de revocación de los certificados digitales.
Hoy, podemos decir, después de desarrollos y ajustes, búsqueda de seguridad y eficiencia que el ingreso al mundo digital es un hecho, que ya es una realidad, el Consejo de Médicos Digital que soñamos. 
Cada matriculado, a través de la Página Web institucional y el link Autogestión, desde el lugar en que se encuentre puede realizar el pago de la matrícula profesional;  el pago de la póliza y la impresión de su certificado de cobertura del Fideicomiso Solidario de Ayuda Profesional o realizar los trámites de su ingreso al FISAP, el seguro más completo de protección contra juicios por responsabilidad profesional;  el pago de la cuota de APROSS; hacer otros pagos, a través de Pago Fácil, Rapipago, Tarjeta de Crédito o Débito, entre otros;  pagos e inscripción a cursos de capacitación dictados por el CMPC; acceder a la impresión de recibos ya abonados; consultar y descargar todos los tomos digitalizados de las Guías Clínicas, en PDF,  así como acceso a los nuevos artículos e imprimir resoluciones con firma digital.
Además cuenta con acceso a todos los cursos de formación y actualización en las distintas especialidades, tanto para acceder a ellas para actualización, como para recertificar las mismas, a través del Programa Entornos Virtuales de Aprendizaje (E.V.A), del que hablaremos más adelante. Asimismo, por intermedio de la Página WEB, verdadero centro neurálgico del nuevo CMPC, pueden ingresar, no sólo los matriculados,  a la edición mensual de la Revista Ehica Digital,  a las Novedades institucionales que incluye el listado de cursos que se dictan, los turnos de exámenes, conferencias, congresos, declaraciones, etc., así como acceso directo a los Beneficios especiales a los matriculados, Oportunidades Laborales, Datos históricos de la institución, leyes y reglamentaciones vinculadas a la función del CMPC, y la  posibilidad de notificar agresiones a los colegas y canales de contacto, en un nuevo formato.
Esta experiencia ha sido tenida en cuenta por legisladores nacionales, en representación de la Provincia, que han participado de reuniones informativas, organizadas por el CMPC, como  antecedente de una futura legislación sobre el tema, especialmente en lo que hace a la Firma Digital y al Sello de Competencia.


La necesidad de un viraje inesperado
A fines de 2019 y comienzo del 2020, que forma parte del periodo que informamos, la preocupación del CMPC, a nivel sanitario, estaba determinada por el retorno del Sarampión y la amenaza del Dengue. En la Memoria anterior, informamos de la realización de una intensa campaña reivindicando a la vacuna -y a las vacunas en general como sinónimo de vida- determinante en la prevención del sarampión, así como  la difusión de las acciones preventivas contra el dengue. 
El COVID-19, surgió inesperadamente como un peligro en ciernes, que vertiginosamente se instaló en nuestras vidas, tanto personales como institucionales y nos obligó al diseño de nuevas respuestas. El 16 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declara al Covid-19, como pandemia y el gobierno nacional, a través de un  decreto presidencial, impuso la Emergencia Sanitaria.
Los datos hablan por sí solos. Desde el comienzo de la pandemia  hasta fines de septiembre, contamos con alrededor de un millón de fallecidos en el mundo. Lo que parecía lejano, estaba inserto en nuestra realidad. Los contagios y las muertes crecieron día a día.
La lucha contra el virus pasó a ser la actividad central de la institución, que trabajó en tres líneas convergentes.


1. Apoyo y participación en las políticas sanitarias y reclamos por la situación de los médicos
Convencidos de la necesidad de una política centralizada para afrontar el COVID-19, con dirección estatal,  compartimos las medidas de aislamiento social; el uso obligatorio de los tapabocas; la difusión solicitando el permanente lavado de manos; el inmenso esfuerzo de reequipamiento de la infraestructura sanitaria. Y no dudamos en ponernos a disposición del Ministerio de Salud de la Nación y, en particular, en nuestra Provincia, del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), órgano coordinador de las acciones contra el COVID-19, aportando la visión científica de la Medicina y la experiencia de nuestros especialistas, en el marco de análisis de la situación pandémica. 
Colaboramos con el Ministerio de Salud y otras instituciones médicas en la elaboración del Protocolo para el control de pacientes convalecientes; se participó en la elaboración de las Recomendaciones Bioéticas sobre el enfoque de los Derechos Humanos en el contexto de la pandemia, que fue publicado por el COE y en la elaboración, conjuntamente con la Red Provincial de Comités Hospitalarios de Bioética y otras instituciones médicas, de las Pautas para el acompañamiento de pacientes en situación de últimos días y pacientes con condiciones especiales en el contexto del Covid-19.
Asimismo se trabajó, encontrándose en la etapa final, en la elaboración de protocolos de las patologías oncológicas prevalentes: Cánceres de Pulmón, Próstata, Mama y Colon,  conjuntamente con  el Ministerio de Salud de la Provincia, el Círculo Médico, las facultades de medicina de las  Universidades Nacional  y Católica, el Instituto Universitario de Ciencia Biomédicas y el Instituto Pedagógico de la Universidad Nacional de Villa María. Se trata de una guía diagnóstica y terapéutica de tales patologías, que reúna la experiencia y los últimos avances de la ciencia médica al respecto para consulta de especialistas y que además sea un aporte referencial de importancia en los casos de judicialización, en situaciones especiales. 
Desde un primer momento pusimos a disposición del COE a nuestros especialistas ante la necesidad, si fuere necesaria, de una pronta capacitación de los profesionales que se vean afectados a cumplir tareas que no sean de su especialidad, pero que resulta imprescindible su participación activa, como la de los voluntarios que se sumen a las tareas menos complejas de atención y contención.
Participamos de reuniones de consulta, realizamos sugerencias y advertimos sobre la resolución de situaciones complejas, como en los hechos derivados de la confirmación de caso positivo de COVID 19 de un profesional de la salud que –entre otros sitios- ejercía en el Centro Geriátrico Privado “Santa Lucía SRL” de Saldán, que culminó en su desalojo, trasladando a sus residentes contagiados y sanos, a un solo centro médico, que implicaba una derivación masiva que aumentaba el grado de exposición profesional, potenciando las posibilidades de contagio. El reclamo, que encontró eco en las autoridades sanitarias, planteaba “la ampliación de los protocolos para considerar, con base epidemiológica, el sistema de traslados/derivación de pacientes por parte de las obras sociales u otros efectores de salud evitando la concentración en un nosocomio de pacientes COVID 19, lo que supondría concentrar el flujo de atención, incrementando riesgos para los profesionales médicos y demás personal de salud”. 
Vinculado a este caso, advertimos públicamente sobre el riesgo de una “judicialización” en contra de los colegas contagiados con un señalamiento improcedente como si dicho contagio hubiere sido intencional para provocar daño. Realizamos una presentación ente la Justicia, exponiendo las razones de este rechazo.
Dentro de ese apoyo a las políticas sanitarias ante la crisis, no dejamos de reclamar -en ningún momento- mayor atención a las condiciones en muchos casos adversas en que se desarrolla la tarea profesional, a la escasez de recursos, a la situación económica siempre postergada de los colegas. 
Junto a otras organizaciones médicas solicitamos ante el Ministerio de Salud de la Nación, para el caso de los colegas que ejercen de manera liberal en consultorios, laboratorios, centros de atención, etc. -que mientras se extienda el periodo de aislamiento- se otorgue un pago solidario y que el mismo resulte equivalente al promedio de facturación anteriores a la pandemia.
Nos hemos solidarizados y hemos abierto nuestra casa a las iniciativas de distintos agrupamientos de colegas que intentan organizarse gremialmente, en defensa de los derechos de todos los médicos, incluso con movilizaciones masivas, que contaron con el apoyo de la sociedad cordobesa.
Una línea de trabajo que seguramente se proseguirá en el nuevo periodo.

2. El ejercicio de la solidaridad activa con los colegas afectados por la pandemia.
A través del Fideicomiso Solidario de Ayuda Profesional (FISAP), iniciamos un programa de apoyo a los colegas, mediante la creación de un subsidio que está vigente, para los casos de contagio de la enfermedad, que se extiende para aquellos que lamentablemente fallezcan por la misma causa; para los colegas que trabajan como monotributistas, en las categorías A, B y C, el organismo solidario se hizo cargo, mientras dure la situación, tanto de su cuota de matriculación como  de su aporte al sistema solidario.
Se creó, además, siempre a través del FISAP, un Subsidio Solidario de Emergencia, destinado a los matriculados y adherentes del sistema que se encuentren atravesando una crítica situación económica como consecuencia del aislamiento social obligatorio impuesto por el PEN, mientras siga vigente el mismo y hasta dos meses posteriores a su cese. Con requisitos básicos como cuotas y aportes al día hasta el 20 de marzo y no registren sanciones tanto por parte del FISAP como del CMPC. Alcanza a los colegas que hubieren prestado servicios en relación de dependencia y hubieren sido dejados cesantes a causa de la “cuarentena” y se encuentren desocupados a la fecha de solicitud de este subsidio y/o hubieren sido suspendidos con reducción de su salario, no alcanzando el equivalente a dos salarios mínimos vital y móvil. También podrán solicitar este subsidio los médicos que se encuentren registrados fiscalmente como monotributistas, que sean único sostén del grupo familiar y no hubieren alcanzado una facturación mensual en los meses de abril, mayo y junio de 2020 equivalente a dos salarios mínimos, vitales y móviles y que no reciban por parte del estado ningún otro beneficio ni subsidio con motivo de la “cuarentena”. De igual modo, podrán recibir el subsidio aquellos adherentes en que la sumatoria de ingresos del grupo familiar, no supere el equivalente a dos salarios mínimo vital y móvil.
Conscientes de la crisis económica que se suma a la crisis sanitaria, nuestro seguro de protección solidario y voluntario, decidió el aumento del 25% en los subsidios anteriores a la pandemia por incapacidad laboral transitoria, por maternidad y por accidente en caso de invalidez o fallecimiento. Todos estos beneficios, los anteriores y los nuevos,  sin ningún costo adicional. Una manera de estar presente, solidariamente.

3. Formación y actualización intensa en torno al COVID-19
Desde abril de este año, respondiendo a la inquietud de actualización de los colegas, hemos realizado alrededor de 40 jornadas de formación remota en torno al Covid-19, entre ateneos teóricos clínicos, cursos especiales, seminarios, mesas redondas, charlas a la comunidad. 
Un gran esfuerzo de todas las comisiones y áreas de trabajo del CMPC, que incluye el repaso y profundización de novedades científicas, aspectos informativos, análisis de casos concretos y derivaciones del tema a nivel cultural, sociológico y psicosocial.  
Semejante tarea que no hubiere sido posible sin contar con la infraestructura digital desarrollada por el Consejo, para hacer realidad su transformación en Consejo de Médicos Digital.
Esta actividad extra derivada de la pandemia se realizó sin menoscabar la atención en el dictado de los cursos de Actualización y Recertificación, dentro del Programa de Entornos de Aprendizaje, que totalizan 24 desarrollos y que marcan un nuevo enfoque en la formación de los recursos humanos, con gran aceptación de sus participantes y con proyecto de abrirlos a los consejos y/o colegios de todos el país. Cabe destacar que como consecuencia de la situación, se resolvió otorgar un turno de examen extra, en los meses de abril y  mayo, realizándolos de manera virtual para los colegas del Interior y presencial.
En este campo, debemos incluir que la línea editorial de la revista institucional ETHICA DIGITAL, se centró en difundir no sólo las tareas vinculadas al Covid-10, sino estar presente en el debate sobre el virus y sus consecuencias, desde una mirada plural que incluyó distintas disciplinas no solo médicas, sino culturales, sociales, económicas y  filosóficas.
Cabe aclarar que todas estas acciones se  realizaron adecuando  la atención a los matriculados  y público en general,  agregando   métodos virtuales, el otorgamiento de turnos, reducción de horarios,  y jornadas rotativas con el objeto de proteger  al personal del CMPC.  

 

_botonregresar.png
_botondescargar.png

Es una publicación propiedad del Consejo de Médicos de la Provincia de Córdoba
Mendoza 251 • 5000 Córdoba  /  Tel. (0351) 4225004

E-mail: consejomedico@cmpc.org.ar  /  Página Web: www.cmpc.org.ar

© 2018 por Prensa CMPC.
Creado por Bunker Creat!vo